Esta semana he andado un poco líada y no he tenido tiempo de poder escribiros una entrada pero hoy es un día muy especial, es 8 de marzo. Es un día de lucha, de lucha por la igualdad de género, por la igualdad de derechos y en contra de todo aquello que nos deja en inferioridad frente al resto.

Llevo desde los 13 años luchando porque en mi vida desaparezca esa brecha de desigualdad que muchas veces siento por el hecho de tener un páncreas no funcional. Así que aquí va mi pequeño homenaje a este día con la esperaranza de que algún día dejen de ser necesarias las luchas.

Siempre luchando y sin bajar la guardia.

 

Nos leemos entre pinchazos. Dulces besos


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ocho − 3 =