Como todos bien sabéis, ayer 14 de noviembre fue del Día mundial de la diabetes.

Todo se llenó de círculos azules y la verdad es que para mí es un día en el que se juntan muchas emociones que aunque están todo el año en mí, parece que en esta fecha se juntan como todas de golpe.

Por supuesto yo también llené mis redes sociales de círculos azules y también la puse en mi WhatsApp.

Mucha gente que me conoce sabe que tengo diabetes, pero no conoce el blog. Evidentemente es porque no ha sido debidamente informado por mi parte (cosas de ser yo)

Entre varias de las cosas que me dijeron ayer al respecto, me hicieron un comentario/pregunta/duda sobre si estaba orgullosa de mi diabetes.

pensando orgullosa ¿Orgullosa de mi diabetes?

La verdad es que es una pregunta difícil que de hecho no he sabido contestar en ese momento.

Ahora estoy reflexionando al respecto y tengo clara mi respuesta. No, no estoy orgullosa de tener diabetes.

En mi cabecita loca, el concepto de sentirme orgullosa va asociada a que tengo algún mérito en ello y no,  yo no tengo ningún mérito en esto de tener diabetes. Mi cuerpo me atacó y me dejó un páncreas no funcional para el resto de mi vida.

orugllosa¿Qué mérito tengo en eso? ¿Cómo sentirme orgullosa de algo así?

Pero como cuando empiezo a pensar, me lío la manta a la cabeza y suelo invertir bastante más tiempo que el necesario para responder una simple consulta, sí que puedo decir que me siento orgullosa de muchas cosas.

Me siento orgullosa porque aunque mi cuerpo me atacó vilmente y a traición, llevo más de 25 años resistiéndome a que me gane. Es una batalla de por vida y aunque el final no es spoiler para nadie, mientras llega ese momento, yo disfruto de estos que tengo ahora.

orgullosa que te denMe siento orgullosa porque a pesar de haber tirado la toalla (porque lo he hecho y no me avergüenza decirlo) he sacado dos cojones y he tirado para adelante. Y lo he hecho gracias a mí. La gente de mi alrededor me ha llenado de fuerza, pero no me voy a quitar mérito porque la lucha es mía.

Me siento orgullosa porque a pesar de ser una persona con un carácter difícil, tímida ante la gente y rozando en momentos la ansiedad social, he sido capaz de crear este pequeño rincón donde poder mirar la diabetes a los ojos y reírnos todos con/de ella.

Y sobre todo, me siento orgullosa porque estoy conociendo a través de las redes sociales a mucha gente que diariamente me recarga las pilas que esta hija de p*** se encarga de descargarme cada día y siento que estoy recibiendo algo que no sé si me merezco, pero que siempre intento agradecer dando un trocito de mi a cambio.

Porque sois la insulina de mi mente, quiero dedicaros esta entrada a todos los que cada jueves pasáis por aquí a leer mis devaneos y mis locas historias y que con vuestros comentarios hacéis que no lo quiera dejar.

Yo era un pequeño círculo azul un tanto solitario y ahora he crecido mucho gracias a teneros de alguna manera en mi vida.

No puedo nombraros a todos, porque sé que me dejaría a alguien y eso no me lo perdonaría. Pero si estás leyendo esto, ten por seguro que esta entrada va dirigida a ti.

Estoy orgullosa de teneros cerca, porque aunque el mérito también es vuestro, me voy  a poner la medalla por la parte que me toca en estas nuevas relaciones online que espero que duren tanto como la diabetes.

Ayer fue un día en el que había poco que celebrar y mucho por lo que luchar y estoy orgullosa de que entre todos llenáramos internet de nuestro azul diabetes.

orgullosa de vosotros

Como siempre estáis invitados a dejar vuestros comentarios abajo tanto para alabarme el gusto como para ponerme a parir. Todos sois bien recibidos, salvo el spam.
Nos leemos entre pinchazos. Besos dulces.

 


2 commentarios

Eva · 15 noviembre, 2018 a las 21:35

Puedes sentirte muy orgullosa de como luchas!!! Y me doy por aludida, tú también me cargas las pilas amiga 😘

    LadyBlue · 16 noviembre, 2018 a las 10:21

    Sin gente como tú, luchadora y que nunca se rinde, este rinconcito no tendría sentido. Muchas gracias a ti amiga, eres increible 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diez + 8 =