LA ASIGNATURA PENDIENTE: EDUCACIÓN NUTRICIONAL

Estoy cansada de la falta de educación nutricional  que tenemos en este país. No sé si en el resto pasará, pero como vivo en éste, pues me voy a quejar en modo local.

No vivo en una burbuja (aunque muchas veces me gustaría) y para colmo tengo oídos funcionales (no como mi páncreas diabético) por lo que tengo que oír todo tipo de barbaridades al cabo del día. Esas cosas me generan mucho “amor-odio”, amor porque no sé si hay algo que me guste más que echarme unas buenas risas y odio porque cuando paro de reír y analizo lo oído, noto como mis neuronas se suicidan.

neurona azul sorprendida se suicida

Antes de nada, dejar claro que yo también he sido uno de los especímenes de los que voy a hablar y me está costando mucho salir de esa secta, aunque algún avance he hecho

¿Cuántos de vosotros no habéis oído a alguien decir que quiere perder peso? Si alguno me responde de manera negativa es que vive en mi ansiada burbuja de aislamiento.

No estoy en contra de que la gente quiera perder peso (yo la primera),  lo que me chirría en la mente es, que después de expresar ese anhelado deseo, expresan su motivación y creo que me sobran dedos de una mano para contar las veces que esa motivación se ha basado en la salud.

Porque sí, mis dulces amigos, lo que más se valora es la estética y el culto al cuerpo 10. Que en ese cuerpo haya salud, importa entre poco y nada.

Como al final estar en tu peso, aunque tu motivación sea estética, siempre va a resultar más sano que el exceso o el defecto, tampoco es algo como para quemar a nadie en la hoguera (aunque ganas no me faltan), pero es que después de querer perder peso porque estéticamente no eres el digno propietario de un cuerpo que encaje en el canon definido a día de hoy como perfecto (por cierto, ese canon va cambiando, ahí lo dejo…) se quiere hacer rápido y sin esfuerzo.

Se me acaban de suicidar 3 neuronas, noto el vacío en mi cabeza.

¿Y dónde está la raíz de todo esto?

En mi opinión (es mi blog y es la que puedo escribir, si tienes una diferente o similar, te invito a dejarla en los comentarios) todo esto viene de que no tenemos ni puta idea de alimentación.

Comer sabemos todos, evidentemente. Pero ¿sabemos alimentarnos? Desde mi experiencia vital la respuesta es un rotundo NO.

Esto lo podemos resumir en una sencilla operación matemática:

Perder peso + estética + rapidez – esfuerzo – educación nutricional = dieta milagro

meme dietas milagro

Esa maravilla que la pseudociencia, o más bien de gente con visión de negocio, nos bombardea día a día y con los antecedentes comentados ¿cómo no va a funcionar?

El no saber  alimentarnos hace que nos parezca normal no comer hidratos de carbono o comer sólo hidratos de carbono, dietas de un único alimento, dietas en las que morir de hambre se ve como normal y como estos mil ejemplos a cuál más impactante (la nasogástrica me parece una de las aberraciones más increíbles que estos gurús se han sacado de a saber dónde).

Yo no soy experta en nutrición, me faltan estudios para eso, pero desde mi punto de vista con la diabetes, algo he aprendido y tengo claras varias cosas:

+ Si quieres adelgazar ponte en manos de un nutricionista experto (no, el Dr. Google no lo es).

+ Para adelgazar la regla más básico es la de comer menos de lo que gastas. Para esto tienes que saber cuanto gastas.

+ No hay que renunciar a ningún tipo de alimento (hasta las demonizadas grasas son necesarias)

+ La báscula te va a dar un número sin más, no te fíes de él. No es que no vaya a ser exacto es que te puedes ver estar más delgado pesando más kilos. El músculo abulta bastante menos que la grasa.

+ Cada cuerpo es diferente, no le pidas a tu vecina la dieta que hizo para su boda, posiblemente no te de los mismos resultados.

+ No es fácil ni inmediato, así que no te quejes tanto y mueve el culo, el ejercicio es imprescindible, los kilos no se pierden tan fácil como se cogen.

+ No hay por qué pasar hambre, aunque no olvides que lo que no engorda es lo que no te comes. Moderación.piramide nutricional

+ Utiliza la cabeza para pensar no sólo para dejar las gafas de sol cuando entras a algún sitio.

+ Pirámide alimentaria. Sé que la estudiaste en el colegio, así que aunque sea de vista algo te suena.

+ EDUCACIÓN NUTRICIONAL.

¿Y a qué ha venido todo este rollo?

A que me resulta un poco triste ver cómo en el colegio nos enseñan lo que pasó en el mundo hace 1000 años, algo que a efectos prácticos no nos va a servir de mucho en la vida, pero no nos enseñan a alimentarnos (comer ya venimos aprendidos de casa)

Creo que si nos formaran de una forma más práctica y funcional, la nutrición debería ser una materia más. Al final nos estarían educando en salud y eso cuando tienes una enfermedad crónica como es nuestra diabetes, no tiene precio.

Yo por mí hasta ampliaría esta materia a salud en general. Esta semana vi en Instagram como @Vivir_con_diabetes comentaba el mito de que llevar bomba supone dejar de pincharse todo esto acompañado de una foto del catéter de la bomba. Nada más lejos de la realidad, pero como puedes tratar de explicar esto a una persona que no distingue las grasas de los hidratos.

jarro agua fria en la cara Y así nos va, que cuando le dices a una persona que no comes pasteles por los hidratos de carbono te dice “pero tortilla de patata si, ¿verdad? Que no es dulce”

Desafortunadamente, la alimentación y por proximidad la salud, no son una prioridad en nuestra educación y mientras esto siga así, yo tendré mucho de lo que escribir por aquí…

Nos leemos entre pinchazos. Besos dulces.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecisiete + uno =